martes, mayo 06, 2003

Breve disculpa al joven Zerk


Señor Zerk:
Lamento el haberme sobrepasado con mis respuestas, la mayoria de ellas, lo acepto, ofensivas. Tiene usted razon en llamarme paranoico, desgraciadamente me mantengo a la defensiva, es algo que no puedo evitar, no creo en los halagos, tomo mas en serio el descredito a mi obra, lo contrario lo confundo con el sarcasmo y la ironia, es un serio problema que no he podido corregir.
Cosa mas facil y cortés de mi parte hubiera sido preguntarle los motivos y el sentido de su iniciativa, fui impulsivo y hablé sólo por mi, y de ahí en adelante, una intermibable serie de errores cometidos de mi parte.
Le prometo en un futuro leer con mas detenimiento sus propuestas, y responder a ellas de la mejor manera: con preguntas.
Asi, cuando sea necesario obtendra una buena y por supuesto propositiva respuesta de mi parte, dejemos pues, este malentendido asunto en paz.
Estoy seguro que con el tiempo nos entenderemos.
Sinceramente mil disculpas.
Solzimer, alias "Edgar Rincón"

Cine mexicano de terror I


Salvo el drama social donde el espiritu de un gato negro les dificulta la vida a un grupo de jóvenes liberales, no recuerdo otra película del genero, lo demas, todo lo demas que vi entran sin duda en el genero de terror, de las comedias al drama, de las cintas de accion a las historicas toda cinta mexicana nos provoca al menos por una vez proferir la consabida frase del miedo: ay nanita!
Veamos por ejemplo un dialogo que escuche en una excelente cinta de los 70 mal llamada El compadre es mi compadre, con Rafael El flaco Ibáñez, Chachita y nuestro jilguerillo Lorenzo de Monteclaro, ojo:
La escena se desarrolla en una obra en construccion, es la hora de comer, chachita es la esposa del flaco y este el compadre de monteclaro:
y pa cuando se casa compadre-el flaco le pregunta a monteclaro
-no pos orita no estan los tiempos pa eso-
-ay compadre- dice chachita
-sabe que, me va usted a disculpar comadre pero yo...-dice monteclaro, luego un silencio extraño, suspenso. Yo dije este guey ya va a cantar
-...yo me voy a echar otro taco-
-andele compadre faltaba mas- dice chachita tendiéndole una tortilla
Changos! que drama, aquí esta el climax de toda la película, uno, por el miedo que causa saber que existe la posibilidad de que Lorenzo de Monteclaro cante a tres minutos de empezada la película, pero mas suspenso causa suponer que chachita llevo un taco para cada quien.
Esto es solo un ejemplo de terror sicologico desarrollado por el cine mexicano, ningun otro pais con menos recursos ha resuelto el genero de las películas de miedo en el mundo, basten cinco joyas de los recursos mexicanos como ejemplo:
Primero: El mariachi fantasma
Este es el non plus ultra de todos, escenario: una cantina, chelelo con una armonica y un señor con una guitarra, antes de que comience a cantar antonio aguilar ya se escucha un mariachi entero con trompetas, coros y alaridos, y uno dice, conchale, en esta cantina hay fantasmas.
Segundo: La calle en el cuarto piso
Aunque la película se desarrolle en el ultimo piso de un departamento se escuchan los autos, gritos y pasos de la gente, que Quinto elemento ni que nada
Tercero: la tubería diabólica
Requiere algo de atención, pero si alguien abre una llave el sonido inunda el lugar, pero mas raro aun es que cuando se abre la llave de un lavabo se escucha como regadera, si se abre una regadera parece que esta lloviendo y si esta lloviendo se escucha un sonido totalmente ajeno a la llovizna, por ejemplo piedrecillas sobre una lamina.
Cuarto: Manejando un auto como el diablo
Asi sea en linea recta Mario Almada mueve el volante de derecha a izquierda con bastante riesgo, como si el auto estuviera poseído, si uno hiciera eso en la vida real solo pueden pasar dos cosas, llegar a otro lugar distinto al que se tenia planeado o voltearse en la carretera.
Cinco y ultimo, pero no por eso el menos importante: El auto que enciende estando en movimiento:
Esto es visual, pongan atención, el hombre se sube a un auto, cierra la puerta, se percibe que el auto ya va en reversa o hacia delante según seal el caso, y zaz, enciende un motor con un ruido estruendoso, asi sea un vocho, un mustang o un camion, todos los motores suenan iguales.
No se pierdan esta zaga que veo venir larga y extensa, el siguiente capitulo lleva el nombre de

Arrrrrggggggh juliancito bravo, auxilio, auxilio!


Curiosamente las mejores películas de terror son hiperrealistas en México, las mas espeluznantes de ellas llevan como personaje a Juliancito Bravo, la primera y que hasta ahora resulta insuperable es De que color es el viento, tiene dos escenas de lo mas gore que he visto
La primera es cuando juliancito bravo, niño ciego para el caso, juega a la gallinita ciega, ya es un exceso, pero que le venden los ojos, chale y peor aun en medio de una nopalera, la verdad ni George A. Romero o John Carpenter llegaron a esos extremos. Creo que no tiene los ojos vendados pero yo asi la recuerdo
La segunda es cuando lo operan con buenos resultados y su maestra que es un mounstro, no encuentra nada mas motivante que fingir volar usando un espejo para el truco, si el niño no se sacó los ojos en ese momento es porque los productores de la película ya se habian quedado sin dinero.

La otra película de juliancito es sobre las dificultades para conseguir un traje de primera comunión, esta es terror puro, yo me pregunto, quien se entusiasma con hacer su primera comunión? Nadie, solo juliancito bravo,
Y si se diera el caso de que alguno de nosotros haya tenido turbias ilusiones causadas por este sacramento, quien se obsesionó por juntar dinero para el traje? Nadie, solo juliancito bravo.
Pero aun suponiendo, ya en un histerico deseo no solo por hacer su primera comunión, sino de hacerlo con un traje blanco, quien en su infantil juicio se puso a cargar escombro durante la noche? nadie, absolutamente nadie, solo juliancito bravo
Entonces la escena es conocida, al pobre juliancito bravo le caen encima un monton de ladrillos y le regalan, porque el caso rebasa las fronteras del individuo, no un traje sino siete o nueve trajes, el mismisimo Paco Malgesto se los enseña (los trajes).
Y quien se puede poner contento con 9 trajes nuevos y blancos de primera comunión? nadie, claro que nadie, solo juliancito "película de terror" bravo.

1 comentario:

Alma Madero B. dijo...

La escena de la nopalera es nauseabunda, la pelicula en general es miserable. Pero no de las miserias que dejan mensaje. Sin embargo, ahora que comentas tienes razón, fue una visión futurista del cine gore, así subsano los traumas y pesadillas que me persiguieron durante años.
Por cierto, el protagonista no fue el juliancito, sino un niño de nombre Ahui Camacho.