miércoles, febrero 07, 2007

Confesiones de una tienda de revistas I


Tres dias a la semana trabajo en Del Pueblo Press, una agencia de diseño que tambien funciona como tienda de revistas, galería de arte y agencia de empleos, en esto último es donde fallamos más, pero ni modo.
En cuanto a la sección de la galería esta expuesto y a la venta el trabajo de Alan Streets pintor inglés que radica en Nueva York y de Rodolfo Razzo, pintor de El Paso pero que estudió en Nueva York. Lo de las revistas poco a poco va mejorando, hay tan amplio surtido de temas y estilos que yo aun no puedo creer que haya una revista o dos para cada tipo de persona, lo más increible es no tener en nuestro inventario la que esta persona anda buscando en la tienda
-Ando buscando una revista de Volkswagens-
-tenemos la HotVW-
-no, esa no, yo ando buscando otra-
Es algo frustrante porque insisto el surtido es casi excesivo, hay revistas de arte, de política, de espectaculos, de cine, de música en casi todos sus generos: rap, jazz, opera, country, heavy metal, de Historia, de Guerra, de la guerra civil, de cocina del sur, de computación, de negocios y un larguísimo etcetera, y sucede lo mismo, la gente siempre anda buscando otra revista, no la que tenemos en venta.
El año pasado Del Pueblo Press estaba en la planta baja del Edificio Cortez, en el 310 de la calle Mesa, a principios de año la oficina se movió a la calle, en el mismo edificio pero en la calle Mills a unos cuantos pasos de la oficina postal, y después de eso, la cantidad de personas que pasa por la tienda-agencia-galería aumentó.
Ahora, con un mes frente a la calle, hemos entendido que cada persona que atravieza la puerta de negocio puede ser aparte de un cliente, un estuche de monerías o una bomba de tiempo; o en el peor de los casos un escritor:

Un día llegó un joven con sus amigos y nos preguntó que si lo podíamos asesorar para escribir un libro…
-bueno, es una historia nada más, tengo el principio y el final, sólo me falta todo lo que va en medio-
-traenos lo que tienes y lo revisamos- le dijo mi jefe
-la verdad no tengo nada, sólo unos apuntes, pero la historia es buena, incluso creo que se podría hacer una película-
-te podemos conseguir dos guionistas profesionales que viven aquí en El Paso- le dice mi jefe
-excelente, eso suena mejor-
-ya vez, te dije que aquí te podían ayudar- le dice uno de los amigos
-claro que por este servicio se te va a cobrar- le aclara mi jefe
-queé no es gratis?-
-de ninguna manera. Vas a ocupar tiempo de escritores profesionales y estos cobran por su tiempo-
-y cuanto me van a cobrar por eso- pregunta el chico
-depende del trabajo que necesite tu relato-
-no entonces me van a cobrar mucho, regreso luego…- dijo el chico y se dirigió a la puerta.
-…pero el día que mi historia esté en el cine- dijo ya con un pie en la calle - ni crean que les voy a regalar boletos.- fue lo último que dijo, la última vez que lo vimos.

Pero el caso de este chico fue de lo más decente y rápido de resolver, al buen entendedor pocas palabras, después vino un afroamericano un negro, pinche solzimer, desde cuándo tanta corrección política?
El asunto es que llega este tipo y pregunta que cuanto cuesta imprimir 1000 ejemplares de un libro de 350 páginas, mi jefe le responde que entre 1000 y 1200 dolares
-encuardenados en pasta dura?- pregunta el tipo
-eso aumentaría el precio unos 600 dolares más, pero ya va incluído el diseño-
-me parece bien, precisamente ese precio andaba buscando, nada más una cosa-
-usted diga-
-ustedes me garantizan que mi libro se va a vender?-
-ah caray, cómo?-le pregunta mi jefe algo intrigado
-ustedes son una editorial, no? Su tarjeta dice Del Pueblo Press, Inc, es el nombre de una editorial no?-
-No precisamente, somos una agencia de diseño, hacemos todo tipo de trabajos impresos, eso incluye libros-
-Si no son una editorial, porque se ponen el nombre de una editorial?- pregunta el afro algo molesto
-mire, yo antes publicaba un periódico en la ciudad de Socorro, de ahí salió el nombre- le contesta mi jefe tratando de calmarlo
-bueno, vuelvo a lo mío, ¿ustedes me garantizan que mi libro se va a vender? de ser así, hacemos un trato de inmediato-
-lo que podemos hacer es promoverlo en los medios, usted sabe, los periódicos locales, los canales de televisión y las estaciones de radio, tambien se le pueden hacer anuncios y organizarle una presentación en alguna de las bibliotecas de la ciudad, aquí le podemos hacer las invitaciones, claro que el anuncio de periódico se tiene que pagar- le explica mi jefe
-¿pagar porque? ¿por el anuncio?- pregunta el negro otra vez enojado
-así es, una cosa es el diseño e impresión de su libro, pero los gastos de promoción ya son otra cosa, pero podemos llegar a un buen precio-
-a ver a ver a ver, no estoy entendiendo nada, ¿eres una editorial o no?
-ya le dijimos que no, no somos precisamente una editorial, somos una agencia de…-
-Entonces porque no trabajas como una editorial, las grandes editoriales no cobran por promocionar a sus autores, además me estas ofreciendo un servicio de promoción local, lo que yo quiero es promoción nacional, pues qué clase de editorial son ustedes?-
-no somos una editorial, mira el negocio, somos una agencia de diseño, el servicio que usted busca no se lo podemos dar, pero le podemos conseguir varias opciones, con algunas editoriales que tal vez se interesen en su libro, nosotros no estamos al nivel de promoverlo nacionalmente, nuestro trabajo se acaba en cuanto se le entregan sus mil copias y hasta ahí, si después de eso quiere promover su libro eso tiene un costo extra-
-No, ustedes no me estan entendiendo nada, yo quiero publicar mi libro y que se venda, eso es todo, ¿no me pueden ayudar con algo tan simple como eso?-

(Aquí yo ya estaba con el estomago torcido tres veces, y comprendí que yo no tenía temple para ser empresario y soportar tanta idiotez y mala educación en una sola persona, pero el asunto siguió)


-Qué fue eso que dijiste sobre las opciones con otras editoriales?- pregunto el negro
-te podemos contactar con otras editoriales, les mandas un resumen de tu libro y si les interesas, seguro lo publican- le explicó mi jefe
-Ok, suena bien, te espero- dijo el negro y se quedó de pie frente a mi jefe
-Me espera a qué-
-A que me des los contactos-
-no, buscar esos contactos me va a tomar algo de tiempo, además le voy a cobrar por eso
-cobrarme porqué? por darme tus contactos? pues que clase de editorial son?
-los únicos contactos que le puedo dar gratis son los de aquí, los de El Paso, pero como usted quiere una publicación nacional, necesito buscar en internet a las editoriales que puedan interesarse en su libro, además…-
-No- lo interrumpió el negro – los contactos de aquí no me interesan, ya fui con todos y ninguno me ofrece nada nuevo-
-…Además me tiene que entregar un resumen, un texto donde hable de su libro y porque considera importante que se publique-
-aquí tienes, mandalo- el negro saca una hoja de libreta pequeña con dos parrafos a lapiz:
“El mundo pasa por un momento díficil, sin embargo no es algo nuevo, esto que está pasando ahora, ya ha pasado antes, y se ha repetido cientos de veces a través de la historia.
Los errores son los mismos, pero han pasado tantas veces que ya no los consideramos errores, ahora me dispongo a ennumerarlos y al final les diré como corregirlos para lograr un mundo mejor para el futuro”

-suena bien pero no es suficiente, a una editorial hay mandarle un resumen de tres páginas o el primer capitulo del libro, y por hacer eso, por mandar tu material a cuatro o cinco editoriales tambien se te va a cobrar-le responde mi jefe mirando por el otro lado de hoja tal vez buscando el primer capitulo del libro
-no hombre, ves, precisamente de eso trata mi libro, la gente quiere sacar provecho de todos, porqué me vas a cobrar por hacer algo que yo puedo hacer, tu me has demostrado que mi libro es necesario, que hay que publicarlo, la gente en el mundo está muy mal…-
-hacer eso toma tiempo, primero buscar las editoriales y luego organizar el material y enviarlo, el tiempo que invierta en eso, es tiempo que puedo invertir en otra cosa, somos un negocio, y no…-
-Pero que clase de editorial son?…- interrumpe el negro
-…no somos una editorial- alcanza a decir mi jefe
-si eres una editorial debes de tener contactos, y…-
-no somos una editorial, ves…-trata de atajar mi jefe
-…y dárselos a la gente como yo, ecritores que podemos..-
-…ves libros aquí?, no verdad?
-…cambiar el mundo-terminó el negro
silencio
silencio
silencio
-vamos a hacer una cosa- dice mi jefe ganando el turno de hablar- te contacto una editorial de California, totalmente gratis, pero es todo lo que puedo hacer por ti, no más-
-no me interesa, gracias pero no me interesa, -dice el negro algo frustrado- yo necesito que alguien me garantize que mi libro se va a vender
-puedo contratar a dos amigos escritores para que lo lean, al menos el primer capitulo, ellos pueden decirte si el libro va bien o va mal, pero hasta ahí- insiste mi jefe buscando que el tipo se traquilice o se se vaya.
-no, yo necesito esa garantía, sólo teniendo la seguridad de que mi libro se va a vender, entonces si gasto mis ahorros en publicarlo, si tu me das esa garantía, entonces comienzo a escribirlo. Adiós y gracias por nada.-

aaaarrrrrggggghhhh!!!! Fin de la historia

4 comentarios:

Elpidia García dijo...

Ja Ja Ja! Qué bien te la pasas en ese trabajo Edgar. Yo quisiera haberme divertido tanto como tú cuando trabajaba en la maquila. Mira que pedir garantías de que un libro se va a vender sin haberlo escrito, ja ja!

flaca dijo...

jajajajaja

¿Seguro que eso pasó? ¿No es un personaje del inicio de una nueva farsa?

Son Poemas dijo...

jajaja... cuánta energía.

Gracias.

Joan Ros dijo...

Hola amigos,
Mi nombre es Joan Ros, soy poeta y novelista.
Me acaban de publicar el libro: POESIA COMPROMETIDA Y OTRAS CANCIONES.
Editorial Séneca, www.editorialseneca.es
Mi e-mail: franjoao22@hotmail.com
Joan.franjoao22@gmail.com
Mi blog: joanros22.blogspot.com